Polirrubro.

(Julián D´Angiolillo -Argentina-, Fernando Llanos -México- y Francesc Ruiz -España-. Curadora: Laura Spivak. Centro Cultural de España en Buenos Aires. 2010.)

 

Un superhéroe que proyecta videos por las calles de Buenos Aires, un metro que circula por el Cceba rememorando la imagen de una ciudad futurista, una caverna artificial empotrada en la sala de exposiciones que revela la historia de las cuevas como guaridas naturales. Fernando Llanos, Francesc Ruiz y Julián D´Angiolillo son artistas viajeros. De México DF a Barcelona, de Barcelona a Buenos Aires y más allá. Sus obras transitan por ciudades del mundo explorando el espacio público en su condición primaria de conformarse como sitios de convergencia de culturas coexistentes.

Julián investiga el uso de las cavernas y encuentra su correlato en la ciudad contemporánea. Y agrega un dato curioso: “…si bien las tecnologías parecen transparentar toda la experiencia urbana, las profundidades no alcanzan a verse desde el Google Earth”. De esta forma pone en tensión conceptos como visible/invisible, refugio/abandono y potencia el carácter subterráneo del Cceba.

Una cueva artificial se adhiere a las paredes de la sala proponiendo un recorrido por la historia de las cavernas como espacios habitables. Conformadas como albergues para las sociedades antiguas, como paseos artificiales en jardines de Europa y Latinoamérica, como refugio para criminales, actualmente las cuevas son espacios donde se acomodan grupos minoritarios. De esta forma son testigos y protagonistas del devenir de una historia de conquistas, desplazamientos y marginaciones.

Videoman es un superhéroe que no salva vidas, salvo que se entienda por esto la intención de hacerla más entretenida. Por lo menos así lo experimenta Fernando en sus intempestivas apariciones como Videoman. Con el propósito de repensar el espacio público como un lugar favorable para el diálogo, se presenta como un guerrillero del video-grafiti. Aprovecha el carácter móvil e intangible de sus imágenes proyectadas para cuestionar valores históricos, morales y sociales de la sociedad en turno.

Utilizando proyectores y cámaras de video, rivaliza con los carteles publicitarios que invaden la escena pública fomentando la cultura de consumo y proyecta imágenes que emiten opinión. Porque entiende el discernimiento como un disparador para pensar y entender el espacio y su historia. Asumiendo el riesgo de incomodar, promueve la libertad de expresar ideas y propone nuevas formas de convivencia.

Cualquier espacio propicio para albergar multitudes es un sitio de interés para Francesc. Porque una muchedumbre aparentemente homogénea es capaz de contener las más diversas e infinitas historias. El Corte Inglés, una fiesta rave en Costa Verde, la montaña Montjuïc, la noche de San Juan en Madrid, el metro de Barcelona.

Cinco líneas de subte con comics que simulan vagones en sus portadas recorren suspendidas el pasillo y la sala de exposiciones. En su interior los pasajeros ponen en escena historias breves y cotidianas de la vida en las ciudades, dejando de manifiesto una trama de sucesos casuales y anecdóticos en los cuales todos podemos vernos reflejados.

Polirrubro es la construcción de un nuevo escenario urbano, peculiar y diverso, cuya pluralidad da por resultado un paisaje heterogéneo donde la interacción va más allá del mero hecho de compartir un espacio.

Laura Spivak